No a la discriminación

Publicado: octubre 18, 2011 en Política Nacional

Cuando aún resuenan los cánticos de la manifestación mundial del pasado 15 de Octubre, toca hacerse eco de una nueva convocatoria, en este caso organizada por los compañeros del Foro de Hombres por la Igualdad y que se enmarca dentro de un conjunto de actividades que van a celebrar en Sevilla en estos días.
Puedes encontrar la convocatoria de la manifestación (el cartel que ilustra esta noticia) e información tanto de este colectivo como del resto de actos previstos para estos días en su página web pinchando [AQUÍ]

En pleno siglo XXI son muchas las lacras históricas que aún desgraciadamente conservamos y una de ellas es la violencia por razón de género, esto es, emplear la agresividad (ya sea física en forma de palizas y/o asesinatos, y/o verbal en forma de insultos, desprecios,..) para resolver aquellas situaciones que se escapan de nuestro control, aquel mismo control que ciertas personas consideran que les corresponde por el mero hecho de ser hombre y que la otra persona sea mujer, como si de una propiedad se tratara.

En mi opinión nadie es propiedad de nadie ni la agresividad es una forma ni lícita ni permisible para resolver las situaciones que suelen (en la mayoría de ocasiones) estar detrás de la denominada como violencia de género; mas aún por que lo que hay detrás de esto no es más que mera discrimación, esto es, entender que no todos/as estamos en la misma situación y que por tanto no tenemos los mismos derechos, razón por la cuál (bajo ese erróneo y enfermo punto de vista) podemos exigir y hacer cumplir (como si de justicieros/as sacados/as de alguna película de hollywood se tratase) nuestros deseos por encima de los de otras personas.
Todo esto es tan sencillo como que nadie es superior a nadie, ni nadie puede hacer prevalecer sus derechos pasando por encima de los de otra persona (nuestros derechos terminan allá dónde empiezan los de la otra persona) sea la razón que fuere (género, orientación sexual, confesión religiosa, creencias políticas, etnia,…).

Aunque como decía líneas atrás, esta es una creencia histórica y que por tanto aún tardaremos varias generaciones en superarla y erradicarla (debemos dejar que la educación en valores e igualdad de género haga su trabajo y de sus frutos) no debemos cruzarnos de brazos, de ahí estas líneas y la difusicón de los actos organizados por los compañeros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s