#LeyendasUrbanas

Publicado: enero 18, 2013 en Política Nacional, Reflexiones

Servicios publicosTodos sabemos que nuestra sociedad está llena de leyes no escritas, de tradiciones e incluso de leyendas urbanas, esto es, historias que se transmiten sin que realmente quién las divulga ni quién las recibe se paren realmente a contrastar la información en cuestión.

Pues bien, dentro de estas leyendas urbanas creo que habría que incluir a los/as que defienden que para hacer uso de los servicios públicos debemos abonar una tasa, bajo la idea de que no hay que confundir el hecho de que un servicio sea público con que por ello este deba ser gratuito.

En esta leyenda urbana se está apoyando el Partido Popular para establecer tanto desde el gobierno nacional como desde las distintas comunidades autónomas nuevas tasas (por ejemplo en sanidad y justicia) y para aumentar la cuantía de las ya existentes (por ejemplo en la educación universitaria).

Ahora bien, como leyenda urbana que es, creo que debemos pararnos apenas un minuto a contrastar los argumentos empleados por los/as señores y señoras del PP a la hora de hacernos entender que debemos ver con buenos ojos la creación y subida de las mencionadas tasas; entendiendo e incluso asumiendo como lógica la máxima de la no gratuidad de los servicios que la administración presta, si que debemos por otro lado preguntarnos ¿qué pasa con nuestros impuestos?, ¿qué ocurre con el dinero que abonamos con cada compra que realizamos?, ¿qué pasa con el importe que mensualmente de nuestras nóminas la administración nos retiene? o incluso ¿qué ocurre con lo que la agencia tributaria nos detrae a la hora de cumplimentar nuestra declaración de la renta?.

Así pues, es evidentemente que cada ciudadano/a diariamente entrega dinero a las arcas del estado, que con toda lógica suponen el pago de los servicios que a cambio recibiremos por parte de la administración estatal (los considerados como servicios “públicos”); no cabe pensar entonces que los servicios de los que disfrutamos nos resultan de por si gratuitos, pues contribuimos a su existencia, de manera que no debiera ser necesaria ninguna otra tasa añadida bajo la excusa (ya no argumento) de que no pueden ser gratuitos.

Dicho esto, te invito a que siempre que alguien pretenda “venderte la moto” antes dediques unos minutos a contrastar y/o a darle vueltas a los argumentos que están detrás de ello, pues además de ser un buen ejercicio mental, probablemente evitarás que muchas cosas se conviertan justamente en eso… en “leyendas urbanas”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s